El pasado 18 de abril se dio a conocer el resultado del “tribunal de opinión” a Monsanto. Un tribunal internacional popular de La Haya estudió la historia de la multinacional Monsanto y encontró a la empresa culpable del delito de ecocidio, de crímenes de guerra, de violaciones de los derechos a un medio ambiente sano y equilibrado, a la salud y a la alimentación, y de quebrantar la libertad científica.

mosquito

Monsanto (actualmente de Bayer) ocupa un lugar importante en Argentina desde la década del 90, algunos de los productos que fabrica e inciden directamente en el ecocistema y la alimentación son: glifosato (herbicida), semillas modificadas genéticamente, hormona de crecimiento bovino, abono a base de petróleo. Recientemente el biólogo francés Nicolás Defarge declaró que “Argentina es un laboratorio de Monsanto”.

Hace ya varios años estamos viendo el resultado de su negocio en carne propia. Aumento de enfermedades, malformaciones, abortos, la contaminación del suelo y el agua, inundaciones, etc. Todos los gobiernos han apoyado a esta empresa, desde Cristina Kirchner a los Binner de Santa Fe. Aún hoy quieren extender más aún la fumigación con glifosato, afectando a las poblaciones cercanas que quedan a merced.

Lo que determinó el tribunal de la Haya hace años que es denunciado por miles de organizaciones y militantes ambientalistas, pero los gobiernos siguen eligiendo las ganancias empresariales a la vida. Más que nunca fuera Monsanto y sus títeres del planeta.

mosquito 02

Nota: las ilustraciones son de la serie “mosquitos”, es el nombre de los aviones que fumigan con glifosato.

Anuncios